Aprender español de forma divertida (I)

Los chistes son historias muy cortas que provocan una sonrisa o una risa. Son graciosos, agudos y festivos. Los chistes sirven para relajar el ambiente y pasarlo bien, normalmente en un grupo de amigos.

En clase de español, los chistes son también muy útiles para aprender el español de una forma divertida e informal. Además de conocer nuevas palabras y practicar con diferentes formas verbales y expresiones informales, los chistes son muy importantes para los estudiantes porque les ayudan a conocer las características peculiares de la cultura española y nuestro carácter.

Aquí posteamos la primera lista de cinco chistes típicos, ¿os gustan?:

1)  ¿Sabes que mi hermano anda en bicicleta desde los cuatro años?
Mmm, ya debe estar lejos.

2)  Papá, papá, ¿de dónde vienen los niños?
Y el padre empieza a contarle:
Un día, hija mía, llegó un pájaro con una semilla y la plantó en el jardín. Al pasar nueve meses, mamá la recogió y de ahí viniste tú.
Por la tarde la niña escribe en su diario:
“Hoy he hablado de sexo con mi padre. No tiene ni idea.”

3)  Llega un niño muy contento a su casa y le dice a su papá:
¡Papá, papá, engañé al chofer del bus!
El papá, muy emocionado por la trampa de su hijo, le pregunta:
¿Cómo lo hiciste, hijo?
El muchacho le responde: Le pagué y no me subí.

4)  Do you speak English?
¿Cómo dice usted?
Do you speak English?
¡No lo entiendo!
Le pregunto que si habla usted Inglés.
¡Ah sí, perfectamente!

5) – ¿Por qué los funcionarios públicos son ateos? -Porque no creen que después haya una vida mejor.

This entry was posted in Idioma Español, La Escuela and tagged . Bookmark the permalink.
Ningún comentario »

Aún no hay comentarios

Canal RSS de los comentarios de la entrada |

Deja un comentario